Las fiestas de navidad y año nuevo son un momento propicio para compartir y disfrutar con familia y amigos, en ellas liberamos nuestras mentes y nos relajamos un poco del estrés, sin embargo, no todo es armonía en nuestro organismo, al menos no para un importante órgano como es el hígado, que deberá llevar toda la carga de los excesos de estas fechas.

Las cenas decembrinas suelen ser un verdadero deleite, en donde no se escatima en calorías. Carnes, salsas, cremas, pasteles, postres y sobre todo diferentes tipos de bebidas con alcohol son los compañeros infaltables en estas fiestas, pero una vez ingeridos alguien debe encargarse de procesarlos y es allí en donde el hígado debe dar un paso al frente y ponerse a trabajar.

Los excesos en la alimentación pueden dañar el hígado

El hígado es un órgano muy complejo, es algo así como una planta procesadora para el organismo. Entre sus muchas funciones se encuentra llevar a cabo procesos como metabolizar los nutrientes, contribuir a la digestión de las grasas, convertir los excesos de azucares y grasas en sustancias que podrán ser almacenadas, procesar el alcohol y contribuir con la producción de sustancias necesarias para el sistema de defensas.

El organismo no tiene forma de eliminar los excesos de grasas y azúcares que son ingeridos con la dieta, así que el hígado los convierte en un tipo de grasa llamada triglicéridos que es almacenada para su uso futuro. Cuando los triglicéridos se producen en exceso comienzan a aumentar el tamaño de sus depósitos en el hígado, además del tejido adiposo del abdomen, originando lo que se conoce como hígado graso. Esta condición afecta el normal funcionamiento del hígado, constituyendo el primer paso en el camino que lleva a la cirrosis.

En la mayoría de los casos el hígado puede estar sobrecargado o en fase de hígado graso sin que exista ninguna molestia, la única forma de determinarlo es mediante estudios de laboratorio. Por esta razón no se suelen tomar medidas hasta que ya la condición es avanzada.

Botella champagne lanson

Botella de Champagne Lanson – Fotografía de Craig Sheppard

¿Quieres viajar por el mundo?

Aquí tienes la super guía viajera con la que podrás viajar por el mundo sin complicaciones.

Cambios que te ayudarán a desintoxicar tu hígado

Para prevenir que esto ocurra lo mejor que podemos hacer es poner en práctica de algunos hábitos que lleven a un estilo de vida más saludable. Ya pasadas las fiestas debemos moderarnos en la ingesta de alimentos grasosos o con grandes cantidades de harinas y azúcares refinados; volvamos a los alimentos menos procesados, carnes a la plancha, vegetales y frutas, tratemos de caminar un poco o hacer alguna actividad deportiva que ayude a quemar el exceso de energía acumulada en forma de grasa en el organismo y frenemos o bajemos considerablemente el consumo de bebidas alcohólicas, esto ayudara enormemente a bajar el ritmo de trabajo del hígado y a desinflamarlo, lo que hará que se torne más eficiente en sus funciones.

Artículo escrito por la Dra. María Paz De Andrade, Médico Internista. (Más información en Doloronline.com)

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Simple Share Buttons