Estamos actualizando nuestro currículum, nuestro perfil en InfoJobs y nuestro LinkedIn, ¿qué comportamientos debemos evitar para tener un perfil en redes sociales como LinkedIn de calidad?

  1. Tu jefe está en LinkedIn. Esto no solo aplica a tu actual jefe, sino a todos tus futuros jefes. El sentido común nos recomienda no publicar “indirectas“, veladas referencias al día día de la oficina así como críticas a la dirección. Asimismo, referencias a qué sueldo tan bajo tienes, un artículo de algún periódico online sobre cómo Podemos va a recortar los sueldos de los dirigentes y subir los de los currantes.
  2. Frases motivacionales. No. Basta. ¿Alguna vez has visto a alguno de tus contactos triunfadores poner una foto de un paisaje con una frase motivacional citando a su supuesto autor? En la mayoría de los casos ni Paulo Coelho ni Steve Jobs ni Bill Gates las dijeron. Y si se ve la compresión JPG después de haber sido reenviadas, por Whatsapp, subidas a Facebook, vueltas a reenviar y vueltas a subir, mejor. Estas frases están muy bien para rellenar el Facebook recién creado de alguna amiga cuarentona, pero en un perfil profesional en LinkedIn eso sobra.
  3. No

  4. Seguir a gente por seguir. LinkedIn, aunque lo parezca con sus estadísticas, no es un concurso de popularidad. ¿Cuántas veces os ha llegado una invitación a conectar de alguien que no conocéis de nada y no es ni siquiera de vuestro campo profesional? La sensación que da es de desesperación, de falta de criterio y es, en definitiva, un mal hábito para hacer networking de calidad.
  5. Cotillear perfiles. Has entrado en el perfil de tu vecino, de tu ex, de tus compañeros de la guardería por puro morbo. Y tu visita queda registrada. Tienes más probabilidades de ser un stalker que de hacer un contacto de calidad. No está mal conectar con amigos, pero ya que les has visitado al menos añádeles a tu red, y sobre todo si existe un mínimo interés en que ambos conectéis. Si no, lo mejor es que abras tu ventanita de incógnito en Chrome como si fueses a ver porno y cotillees a tus anchas con la sesión cerrada.
  6. Poner una foto de perfil no apropiada. Hay gente, y esto es totalmente cierto, con fotos de vacaciones en la playa, con los amigos recortados y en general en situaciones o poses poco adecuadas. No estoy hablando de qué tipo de foto debemos poner, sino de cuál no debemos poner. La sensación de falta de seriedad se ve con una simple foto y distraerá todas las miradas de tus logros.
  7. Mentir. Sí, es posible que los desprevenidos headhunters que entren a tu perfil queden impresionados porque has servido como voluntario en un comedor social o en los Cuerpos de Paz, pero tus allegados saben que es mentira. No, no van a delatarte pero… ¿realmente es la imagen que quieres dar a un porcentaje importante de tus contactos? En este punto se aplica la misma lógica que en los currículum vitae: no mientas.

Libros de Linkedin recomendados

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Simple Share Buttons