Copenhague, la ciudad de los mil colores se llena de bicis cada día

En una ciudad con un pasado tan agitado como Copenhague resulta complicado hacer una guía de este tipo, pues la verdad es que cada esquina tiene su propio encanto e historia. No obstante, como de buena tinta se que sois buenos viajeros y que aprovecharéis la primera ocasión que se os presente para recorrer la capital de Dinamarca, vamos a ver qué hacer en 2 días por Copenhague; un fin de semana lleno de emociones.

Primero de todo no os podéis perder el puerto de Nyhavn, una terminal de carga que antaño gestionaba el tráfico de barcos transatlánticos, pero que con la ampliación de estos a lo largo de los años quedó en franco desuso. A finales de los años 70 se decidió reconvertir la zona en un puerto-museo, y a decir verdad la idea caló, pues es, sin lugar a dudas, una de las joyas de este país. Sus viviendas, que cuentan con varios siglos a sus espaldas, se pintan de coloridos tonos para dar ese peculiar toque a la zona por la que la urbe es conocida por todo el mundo. Si os gustan los aires bohemios, las bicicletas (al igual que Amsterdam) y los barcos de madera es vuestro lugar.

nyhavn

Puerto de Nyhavn – Fotografía de Stig Nygaard

Una ciudad con construcciones de leyenda

Si también os apasionan las estampas memorables Copenhague os ofrece una magnífica oportunidad, ya que entre sus monumentos cuenta con uno muy especial, la iglesia luterana de San Salvador; que más allá de su belleza arquitectónica y su pasado, cuenta con la peculiaridad de que se puede subir a su chapitel haciendo uso de las escaleras que lo rodean. Desde ahí tendréis una magnífica vista de toda la ciudad de Copenhague y de sus alrededores. ¿Queréis una panorámica? ¡Pues no hay mejor lugar para ello!

Vista desde Marmorkirken Copenhague

Vista desde Marmorkirken Copenhague – Fotografía de Stig Nygaard

¿Quieres viajar por el mundo?

Aquí tienes la super guía viajera con la que podrás viajar por el mundo sin complicaciones.

Y cuando bajéis de la torre tendréis que ir rápido a un lugar que seguro que os habrá llamado la atención desde arriba, una fortificación de extrañas formas y hermosa estampa; su nombre es Kastellet, y es unas de las fortificaciones mejor conservadas del norte de Europa. Comenzó a construirse en el siglo XVII y permitió defender la ciudad en varias etapas trágicas de su historia; ahora bien, con los nazis no pudieron. Desde finales de los años 90 es un hermoso parque abierto al público que conserva algunas instalaciones militares.

Copenhague os espera con los brazos abiertos

Como siempre os recomendamos un hotel para cada ciudad. En esta ocasión el hotel Axel Guldsmeden en el centro de la ciudad (animado barrio de Vesterbro ) con spa incluido.

En definitiva una hermosa ciudad que no os dejará indiferentes. ¿A qué esperáis para visitarla?

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.