Descubre el nacimiento del río que dio el nombre a la península Iberica, el río Ebro

A poco que os apasione la geografía o que recordéis las clases del colegio caeréis en cuenta de que el Ebro es uno de los ríos más importantes de la península Ibérica junto con el Duero (el más caudaloso) y el Tajo (el más largo). Una auténtica bestia que serpentea el noreste español creando una depresión a modo de cuenca que abarca no sólo España, sino también Andorra y parte de Francia.

Sin lugar a dudas uno de los puntos orográficos más reconocidos del país, del que millones de españoles han sacado en alguna ocasión un buen recuerdo al bañarse en sus aguas, y que desde antaño ha sido clave en el desarrollo social y económico nacional. Ahora bien, toda esta grandeza e historia tiene un origen, así que vamos a echarle un vistazo; descubre el nacimiento del río Ebro.

Este río, que está entre los más grandes del sur de Europa, tiene su origen en un pequeño municipio cántabro que ni por asomo se acerca a las cifras de “su hijo”, ya que cuenta con apenas 68 habitantes; estoy hablándoos de Hermandad de Campoo de Suso. En este pueblo situado en el sur de Cantabria, entre bosques y escarpados valles, y que dista 86 km de Santander, se encuentra uno de los emplazamientos más hermosos de la península ibérica. Y no sólo lo digo por el propio nacimiento del río, sino por la belleza del entorno, enclavado en pleno Valle de Campoo.

Una parada obligatoria

Este municipio es de parada obligatoria si circuláis por la zona, ya que como os decía, pocos lugares de interés hay en España que equiparen la hermosura de este lugar. Eso sí, no os vayáis a conformar con visitar únicamente el pueblo o ver el afloramiento que se enseña a los turistas en Fontibre (la aldea del municipio donde está el afloramiento), pues el origen preciso está en las afueras del municipio, y concretamente en Paracuelles (otra aldea del pueblo).

¿Quieres viajar por el mundo?

Aquí tienes la super guía viajera con la que podrás viajar por el mundo sin complicaciones.

En ese punto el agua del río Hijar se filtra en el subsuelo, y a 800 metros, al salir a la superficie en Fontibre, adquiere el nombre de Ebro.

Sí, la raíz del río se remonta al río Hijar, que es el mismo pero con otro nombre. Y si ya queréis hacer un seguimiento más preciso tendréis que ir al Pico Tres Mares, que es donde se origina el Hijar.

De visita obligatoria

Como os comentaba se trata de un municipio de obligada visita, así que si estáis por la zona no os vayáis a perder este espectáculo. Tenéis buenos hoteles como la Posada Rural Fontibre en el área, ¿a qué esperáis para viajar por Cantabria?

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.