Atenas, la milenaria ciudad que os espera con los brazos abiertos

La historia de Europa es fascinante, y para comprobarlo no tenéis que hacer más que echar un repaso al pasado de España y los reinos que la componen, a las ciudades-estado italianas o mismamente a todo lo relativo al Imperio Romano. Ahora bien, pocos ejemplos encontraréis más claros que los de las ciudades griegas, cuna del mundo occidental y garantes de los cimientos de Europa; y aún más llamativo es el caso de la metrópoli más poderosa de la época: Atenas. No hace falta más que tomar un avión y presentarse en la capital griega para quedarse deslumbrado, así que vamos a echar un vistazo a lo primordial, a lo que hay que ver en 3 días por Atenas.

El núcleo del turismo en Atenas, y también su mayor encanto, se encuentra sobre todo en sus ruinas, en los restos que quedaron de la época clásica y de la invasión romana; de ahí que esta ciudad sea de las pocas que se mantenga hermosa “en ruinas”. Pues bien, en la capital podréis encontrar fastuosas representaciones del mundo antiguo como la Acrópolis de Atenas, que es el punto neurálgico en la historia y el turismo de Grecia, pues aquí se encontraban los principales templos de la antigüedad; o el Odeón de Herodes Ático, un espectacular teatro construido en 161 por los romanos, y más específicamente por Herodes Ático, un banquero griego con ciudadanía romana.

Las ruinas más hermosas de la historia

Son muchas las ruinas que se pueden encontrar caminando por Atenas, y otro claro y majestuoso ejemplo lo tenéis en el Templo de Zeus Olímpico (Olimpeion), un magnífico templo levantado entre los siglos VI a.c. y II a.c. que en origen contaba con 104 columnas de mármol de 15 metros y fue, sin lugar a dudas, uno de los epicentros de culto griegos; lamentablemente un terremoto durante la Edad Media lo dejó muy dañado. Por cierto, no os perdáis tampoco la Ágora Romana (Foro Romano), que es donde antaño se hacía la vida pública; o la Biblioteca de Adriano, que es donde se guardaba la increíble colección de libros del legendario emperador.

Ahora bien, Atenas tiene más lugares para conocer que sus restos arqueológicos, y un buen ejemplo de ello es la Plaza Sintagma, que es a día de hoy el centro neurálgico de la ciudad, y que de hecho se hizo muy famosa a raíz de la crisis helena; o mismamente el Estadio Panatenaico, que si bien a muchos les parecerá que se trata de una construcción antigua, nada más lejos de la realidad, pues data del siglo XIX; es más, aquí se realizaron las primeras olimpiadas de la era moderna en 1896.

¿Quieres viajar por el mundo?

Aquí tienes la super guía viajera con la que podrás viajar por el mundo sin complicaciones.

Un viaje que siempre merece la pena

El hotel recomendado para Atenas es el Ava Hotel and Suites. Podéis volar con Iberia por menos de 250€ ida y vuelta. Además Atenas es una ruta habitual en numerosos cruceros por el mediterráneo o incluso por las Islas Griegas.

Siempre he pensado que todo el mundo debería visitar en alguna ocasión Atenas, y ahora las oportunidad son imperdibles, pues viajar por Europa es más fácil que nunca. ¿A qué esperáis para conocer los orígenes de Europa?

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.