Lanzarote, un paraíso natural a dos horas de la península

Pocas dudas hay de que el archipiélago canario nos presenta una de las muestras de biodiversidad más hermosas de España y de toda la costa atlántica, compitiendo de tú a tú contra los destinos más paradisíacos de la zona Caribe. ¿Complicado? Para nada, pues gracias a destinos tan hermosos como Lanzarote necesitaréis abrir los ojos para contemplar tanta belleza natural. Hay muchas cosas que ver en Lanzarote, pero más allá de las grandes aglomeraciones turísticas, quien visita este reducto natural, sabe que los paisajes son la joya de la corona.

Uno de los puntos más reconocidos pasa por un paraje desolado a raíz de la actividad volcánica, me refiero al Parque Nacional de Timanfaya; un área protegida de 50 km² que cuenta con más de 25 volcanes, campos de lava y roquedos volcánicos que trasladan al visitante a otra dimensión. Una experiencia que fácilmente puede ser compartida con una visita a la Cueva de Los Verdes, una increíble gruta natural formada por la actividad del volcán de La Corona que permite a los turistas adentrarse en las entrañas de la Tierra y descubrir una de las cuevas más hermosas del planeta; y es que por algo se conoce como “Túnel de la Atlántida”.

Una isla por descubrir

Más allá de los recovecos naturales que nos ofrece Lanzarote hay muchos puntos que están directamente relacionados con su historia y presente, y ejemplos hay repartidos por toda la isla. ¿Sabíais que hasta que llegara el boom turístico allá por los años 60 en Lanzarote la economía se basaba prácticamente en la agricultura y la pesca? De ahí que a día de hoy exista un tributo al campesinado lanzaroteño que tantas hambrunas y momentos de sequía tuvo que sufrir; no os perdáis la Casa Museo y Monumento al campesino, donde además podréis disfrutar de los manjares tradicionales de la zona.

Otro de los puntos que no os podréis perder en vuestra visita a Lanzarote es Teguise, el municipio que hasta 1852 hacía la función de capital y que es donde se encuentra el casco histórico de la isla. Por sus calles, llenas de palacios, casas señoriales, conventos y demás plantas de alta alcurnia, se esparce la historia de una población aislada que tiene sus orígenes en la época de los aborígenes (Guanches), allá por la Edad Media.

¿Quieres viajar por el mundo?

Aquí tienes la super guía viajera con la que podrás viajar por el mundo sin complicaciones.

Os recomendamos echar un ojo a todas estas fotografías de Lanzarote.

La escapada

Lanzarote está apenas a dos horas de la Península, y además podréis encontrar buenas ofertas de alojamiento en hoteles como el Dream Castillo. ¿Os gustaría disfrutar de una semana paradisíaca?

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.